El 93% de los ciberataques se dirigen al almacenamiento de backups para forzar pagos por rescate

181
Facebook
Twitter
WhatsApp
Linkedin

Cada vez más organizaciones, de cualquier tamaño, son víctimas de ataques de ransomware y cuentan con protecciones inadecuadas contra esta creciente ciberamenaza.

Según los nuevos datos del Informe de Tendencias de Ransomware de Veeam® 2023, una de cada siete organizaciones verá afectados casi todos sus datos (>80%) como resultado de un ataque de ransomware, lo que apunta a una brecha significativa en la protección.

Veeam Software descubrió que los atacantes casi siempre (93%+) tienen como objetivo los backups durante los ciberataques y tienen éxito debilitando la capacidad de recuperación de sus víctimas en el 75% de esos casos, reforzando la importancia crítica de la inmutabilidad y el air gapping para asegurar que los repositorios de backup estén protegidos.

El Informe de Tendencias de Ransomware Veeam 2023 comparte información de 1.200 organizaciones afectadas y casi 3.000 ciberataques.

El estudio examina las principales conclusiones de cada incidente, su impacto en los entornos IT y las medidas adoptadas, o necesarias, para aplicar estrategias de protección de datos que garanticen la resiliencia de las empresas. Este informe de investigación incluye cuatro roles distintos en la preparación y/o la mitigación cibernética: profesionales de la seguridad, CISO o ejecutivos IT similares, generalistas de operaciones IT y administradores de backup.

«Aunque la seguridad y la prevención siguen siendo muy importantes, es fundamental que todas las organizaciones se centren en la rapidez con la que pueden recuperarse de un ataque, haciendo que su organización sea más resiliente».

«El informe muestra que hoy en día no se trata de ‘si’ su organización será el objetivo de un ciberataque, sino de con qué frecuencia lo será. Aunque la seguridad y la prevención siguen siendo muy importantes, es fundamental que todas las organizaciones se centren en la rapidez con la que pueden recuperarse de un ataque, haciendo que su organización sea más resiliente», dijo Danny Allan, CTO de Veeam. «Tenemos que focalizar en la preparación efectiva contra el ransomware centrándonos en lo básico, incluyendo fuertes medidas de seguridad y pruebas tanto de los datos originales como de las copias de seguridad, asegurando la capacidad de supervivencia de las soluciones de backup y garantizando la alineación entre los equipos de backup y los cibernéticos, para una postura unificada.»

Pagar el rescate no garantiza la recuperación

Por segundo año consecutivo, la mayoría (80%) de las organizaciones encuestadas pagaron el rescate para poner fin a un ataque y recuperar los datos -un 4% más que el año anterior-, a pesar de que el 41% de las organizaciones aseguran tener una política de «no pago» ante el ransomware.

Sin embargo, mientras que el 59% pagó el rescate y pudo recuperar los datos, el 21% pagó el rescate y aun así no recuperó sus datos incautados por los ciberdelincuentes. Además, sólo el 16% de las organizaciones evitaron pagar el rescate porque pudieron recuperarse gracias al backup. Lamentablemente, la estadística global de organizaciones capaces de recuperar datos por sí mismas sin pagar el rescate es inferior al 19% de la encuesta del año pasado.

Cómo evitar el pago del rescate

Tras un ataque de ransomware, los líderes de IT tienen dos opciones: pagar el rescate o restaurar los datos desde la última copia de seguridad. En cuanto a la recuperación, la investigación revela que en casi todos los ciberataques (93%), los delincuentes intentan atacar los repositorios de backup, lo que provoca que el 75% pierda al menos algunos de sus repositorios durante el ataque, y que más de un tercio (39%) de los repositorios de backup se pierdan por completo.

 

Al atacar la solución de backup, los atacantes eliminan la opción de recuperación y esencialmente obligan a pagar el rescate. Aunque las buenas prácticas -tales como asegurar las credenciales del backup, automatizar los análisis de detección de las copias de seguridad y verificar automáticamente que las mismas son restaurables- son grandes ventajas para protegerse de los ataques, la táctica clave es garantizar que los repositorios de backup no puedan borrarse ni corromperse. Para ello, las organizaciones deben centrarse en la inmutabilidad. La buena noticia es que, según las lecciones aprendidas de quienes han sido víctimas, el 82% utiliza nubes inmutables, el 64% discos inmutables y sólo el 2% de las organizaciones no tiene inmutabilidad en al menos un nivel de su solución de backup.

No re-infectarse durante la recuperación

Cuando se preguntó a los encuestados cómo se aseguraban de que los datos estuvieran «limpios» durante la restauración, el 44% completó algún tipo de puesta en escena aislada para volver a analizar los datos de los repositorios de backup antes de introducirlos nuevamente en el entorno de producción. Lamentablemente, esto significa que la mayoría (56%) de las organizaciones corren el riesgo de re-infectar el entorno de producción al no disponer de un medio que garantice la limpieza de los datos durante la recuperación. Por eso es importante escanear a fondo los datos durante el proceso de recuperación.

Otras conclusiones clave del Informe 

  •   El ciberseguro se está volviendo demasiado caro: el 21% de las organizaciones declararon que el ransomware está ahora particularmente excluido de sus pólizas, y aquellas que cuentan con un ciberseguro vieron cambios en las últimas renovaciones de sus pólizas: el 74% vio aumentadas las primas, el 43% vio aumentadas las franquicias y el 10% vio reducidos los beneficios de la cobertura.
  •   Los programas de respuesta a incidentes dependen de las copias de seguridad: El 87% de las organizaciones cuenta con un programa de gestión de riesgos que potencia su hoja de ruta de seguridad; sin embargo, sólo el 35% cree que su programa funciona bien, mientras que el 52% está tratando de mejorar su situación y el 13% aún no cuenta con un programa establecido. Los resultados revelan que los elementos más comunes del «libro de jugadas» en la preparación contra un ciberataque son los backups limpios y la verificación recurrente de que los mismos son recuperables.

  •   La alineación organizacional sigue sufriendo: Mientras que muchas organizaciones pueden considerar el ransomware como un desastre y, por lo tanto, incluir los ciberataques dentro de su planificación de Continuidad de Negocio o Recuperación de Desastres (BC/DR), el 60% de las organizaciones dicen que todavía necesitan mejoras significativas o revisiones completas entre sus equipos de backup y equipos cibernéticos para estar preparados ante este escenario.

El evento VeeamON 2023 para la comunidad de expertos en recuperación de datos se lleva a cabo online del 22 al 24 de mayo y presencial en Miami, Florida. 

 Más información

Veeam 2023 Ransomware Trends Report