De agile hacia Agility: la transformación en las organizaciones de América Latina

0
117

NTT Data reveló los resultados de su informe titulado «La agilidad en América Latina 2022: de agile hacia Agility”, el cual fue realizado en conjunto con con MIT Technology Review en español.

La quinta edición de esta investigación contó con el testimonio de 388 líderes de transformación ágil y expertos en agilidad de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México y Perú.

Los resultados de este estudio dan cuenta de que la filosofía agile está cada vez más presente en las diferentes áreas de las organizaciones latinoamericanas encuestadas. La mayoría está en un nivel intermedio-alto en cuanto al análisis de la madurez de aspectos clave para la agilidad, lo que las posiciona a un paso de considerarse una organización ágil.

El 32% considera que su empresa se encuentra en un nivel de madurez alto a la hora enfrentarse a situaciones de incertidumbre y cambios de contexto. Además, las organizaciones están interesadas en mejorar esta adaptación dirigiéndose hacia un Agility mindset.

“Las empresas deben tomar medidas rápidas para responder a los constantes cambios del mercado, así como a las posibles consecuencias en sus negocios. En este escenario, la agilidad se ha convertido en un mecanismo para prosperar y sobrevivir. Ahora las organizaciones de la región ya comprenden la importancia del mindset agile y su misión se enfoca en ir un paso más allá, adoptándola en todos los niveles de la empresa: es decir, dar el salto de agile hacia agility”, destacó Víctor León Marambio, Head of Agility Américas de NTT DATA.

La investigación buscó indagar en el grado de madurez de la agilidad en las empresas latinoamericanas. Entre los principales hallazgos se destacan:

  • El 90% de las organizaciones afirma que sus áreas de TI y/o desarrollo de software adoptaron esta forma de trabajo, lo que indica que las áreas de tecnología impulsan la filosofía agile en las empresas. Además, el 48% de las áreas de data & analytics ya integra esta mentalidad.
  • Nuevas áreas se suman a la mentalidad agile por sus beneficios: el 44% de las de innovación, el 32% de las de RR.HH. y 30% de las de marketing.

En cuanto a los beneficios percibidos de la agilidad, el sondeo detectó lo siguiente:

  • 40% de las organizaciones destaca sus ventajas en lo que hace a la capacidad de adaptación a los cambios en el entorno.
  • 28% cree que las prácticas ágiles mejoran la experiencia del cliente.
  • 27% piensa que incrementan el compromiso de los equipos.

Los principales retos para integrar la agilidad en todos los niveles de las empresas de la región son la cultura organizacional (72%), el estilo de liderazgo (69%) y los silos entre las áreas (66%). Otros obstáculos son los procesos burocráticos (62%) y la resistencia al cambio (61%).

En lo que respecta a perspectivas futuras el 57% de las empresas afirma que la consolidación de un modelo de escalado adaptable, sostenible y autónomo será el principal desafío que enfrenten, mientras que el 53% dice que la gestión del talento (contratación, desarrollo y retención) sigue siendo un reto.

Desde NTT DATA consideran necesario que las compañías pasen de un enfoque agile al concepto de Agility. El primero pone el énfasis en la adopción de marcos de trabajo ágiles y en los procesos de desarrollo de software; por su parte, el segundo se enfoca en que los equipos desarrollen un nuevo mindset, que permita establecer marcos de trabajo adaptables a los distintos proyectos, procesos y necesidades de la compañía. Además, busca tener impacto a nivel estratégico en la formulación de objetivos.

“Las organizaciones latinoamericanas ya están adoptando las prácticas ágiles necesarias para convertirse en empresas líderes en el mercado de la región y alcanzar la transformación organizacional de forma efectiva. A pesar de los desafíos y retos a los que se enfrentan, navegan en buena dirección para dar el salto de agile hacia agility”, concluyó Marambio.