Estado y Realidad de la Infraestructura 2021

0
253
Por IT Ahora: Segundo sondeo sobre el Estado y Realidad de la Infraestructura

IT Ahora, con la colaboración de la Consultora internacional IDC, y el auspicio de Lumen Technologies, Puntonet y Telconet Latam, presentó los resultados del segundo sondeo sobre el Estado y Realidad de la Infraestructura Ecuador 2021. 

En este evento digital se revisaron los principales resultados sobre nube, centro de datos, y los desafíos de las empresas ecuatorianas frente al desempeño de su infraestructura que aporte a la estrategia para el negocio. 

Durante la presentación se desarrollaron dos paneles Tendencias de Cloud Computing en las empresas ecuatorianas, demanda y prioridades para el negocio; y Estrategias y mejores prácticas para migrar los servicios a la nube participaron ponentes con un amplio conocimiento. 

Así está la infraestructura en el Ecuador

La infraestructura TI ha sido el núcleo de esta industria desde su nacimiento a mediados del siglo pasado y aunque el ecosistema de infraestructura tradicional admitía un flujo constante de innovaciones de hardware, software y servicios de datos, tomó años para que las nuevas tecnologías pasaran a ser de uso general, e incluso entonces, solo en ubicaciones limitadas y con incrementos en la complejidad operativa. Sin embargo, en los últimos años, esa incursión en el terreno de las tecnologías emergentes ha crecido de manera muy importante, impactando todos los ámbitos y todas las industrias de todos los tamaños.

La economía mundial sigue su camino hacia un «destino digital«, en el que la mayoría de los productos y servicios se basan en un modelo de entrega digital o requieren un aumento digital para seguir siendo competitivos. 

Ya a finales del año pasado IDC había predicho que el 65% del PIB mundial y más del 40% del PIB de América Latina se digitalizaría para 2022, lo que no significa que el 40% de todas las transacciones se realizarán a través de teléfonos inteligentes, tabletas o servicios digitales, significa que el 40% del PIB está asociado con un conjunto de servicios digitales o está asociado con un conjunto de productos y servicios que no pueden ser competitivos a menos que sean aumentados por algún tipo de front-end o back-end digital. 

Este movimiento hacia la economía digital generará 460 mil millones de gasto en TI en América Latina de 2020 a 2023 y el 35% de ese gasto estará relacionado con la nube, para hacerlo más claro estamos en una era de TI centrada en la nube:

Se espera que para fines de este año el 75% de las grandes empresas de América Latina habrán duplicado la velocidad de migración a una infraestructura y aplicaciones centradas en la nube. 

Para 2023, un ecosistema de infraestructura digital emergente será la plataforma subyacente para todas las iniciativas de TI y automatización empresarial en cualquier lugar y en todas partes. 

Para 2024, el 80% de las empresas revisarán las relaciones con los proveedores de infraestructura para ejecutar mejor su estrategia digital para el despliegue ubicuo de recursos y para operaciones de TI más autónomas. 

¿Qué esperar?

La competitividad y la calidad y sustentabilidad del negocio dependen cada vez más de la capacidad y velocidad de respuesta, la escalabilidad y resiliencia de la infraestructura, aplicaciones y recursos de datos. 

Los CIOs deben acelerar la transición de su organización a un modelo de TI centrado en la nube para mantener la esta competitividad en un escenario regional y global que se mueve cada vez más rápido. 

A nivel regional el estudio de IDC, Tendencias de inversión en TI de noviembre de 2020, encontró algunos hallazgos de interés:

El 70% de las empresas invertirán en infraestructura y aplicaciones en la nube.

En términos de tecnologías de infraestructura central, el gasto de las empresas y los proveedores de servicios en la nube para respaldar las cargas de trabajo en la infraestructura tradicional frente al gasto en infraestructura para cargas de trabajo digitales basadas en la nube (públicas y privadas) alcanzó una paridad aproximada en 2019. En 2020, la nube representó el 54,2% de todo el gasto en hardware de infraestructura, y para 2024, alcanzará el 62,8%. 

Transiciones similares, a ritmos variables, están ocurriendo en los otros elementos, pero para 2025, las tecnologías habilitadoras de la infraestructura digital serán las principales en uso por prácticamente todas las empresas. 

El desafío crítico para los CIO y sus equipos de TI será navegar este período de transición de una manera que les permita aprovechar al máximo las nuevas tecnologías sin poner en peligro la resiliencia y la seguridad continuas de las cargas de trabajo comerciales existentes. 

Conclusiones generales

En general el estado de infraestructura de TI en Ecuador presenta áreas de oportunidad grandes, las empresas deben alejarse de depender únicamente de modelos bien establecidos para adquirir, implementar y operar sistemas / software de computación, almacenamiento y red en silos. La infraestructura digital no solo se compra, implementa, mantiene y reemplaza. 

Es un conjunto de recursos autorregulados y centrados en la nube que se pueden consumir en cualquier lugar, pero que se gobiernan de forma centralizada. 

En el núcleo de la transición de cualquier empresa a la infraestructura digital está aprovechar al máximo la nube, en toda su diversidad.