Ante la avalancha de dudas que pueden surgir, como la legalidad o la ilegalidad de su uso, tipo de contenido a encontrar, herramientas necesarias entre otras, es muy importante ir paso a paso para resolver todos esos mitos y verdades que giran alrededor de la web profunda.


Es común asociar a la red profunda, contenido de la World Wide Web disponible en darknets superpuestas a la red pública, con actividades ilícitas e innumerables peligros para quienes se atreven a adentrarse por algún motivo en ella. Innumerables mitos han surgido, a lo largo de los últimos años, impulsados por fake news o creadores de contenido que han polemizado muy bien el tema en la búsqueda de suscriptores.

Ante la avalancha de dudas que pueden surgir, como la legalidad o la ilegalidad de su uso, tipo de contenido a encontrar, herramientas necesarias entre otras, es muy importante ir paso a paso para resolver todos esos mitos y verdades que giran alrededor de la web profunda, que por cierto representa el 90% de la red global.

Diferencias entre la Surface Web, Deep Web y Dark Web

En primer lugar, nos encontramos con el concepto de la red global, que a su vez se va a dividir en los 3 que vamos a desarrollar.

Surface web: Conocido también como el internet superficial, abarca todo el contenido indexado a buscadores comunes, por lo que cualquier usuario puede visitar o acceder a su contenido desde todos los dispositivos existentes. Esta es la parte más conocida por el usuario promedio y representa un 10% del contenido de la red global.

Deep Web: Cuando hablamos de la red profunda nos referimos al contenido que no está indexado, por tanto, no podremos acceder de forma directa. Muchas veces se asocia a actividades ilícitas, pero es importante comprender que se puede encontrar cualquier tipo de contenido al igual que en la Surface web. Es decir, depende más del tipo de contenido que el usuario esté buscando y cómo lo va a utilizar. Esta parte representa el 90% de la red global.

Dark Web: Por su parte la Dark Web forma parte de la Deep Web, y representa únicamente el 0,1% de la misma con una media de 250.000 a 400.000 páginas indexadas. Para acceder es necesario hacer uso de un par de herramientas especiales, como el navegador TOR además de la dirección exacta de la página a la que el usuario pretenda entrar. Es aquí en donde se puede encontrar más actividades ilegales debido a la navegación anónima con la que se accede.

Tipo de contenido existente en la red profunda

Una vez que comprendemos los conceptos que forman parte de la red global, pasamos a hablar del tipo de contenido existente en la red profunda. En donde se puede encontrar de todo. A pesar de ser asociada en su mayoría con la venta de drogas, armas o cualquier otro tipo de actividades fuera de la ley, la red profunda ofrece también otro tipo de contenido que pocos conocen.

  • Contenido legal: Efectivamente, la red profunda está llena de lugares en donde se puede acceder a contenido útil y legal en varias circunstancias. Hablemos del caso de periodistas en países donde la libertad de expresión no existe y, por tanto, deben compartir sus escritos al mundo mediante la Deep Web o la Dark Web a través de servicios de intercambio de archivos o foros, mostrando así la verdadera utilidad de la red profunda y su anonimato, cuyo objetivo inicial no fue el de anidar actividades ilícitas.
  • Contenido ilegal: A pesar de ser la parte más conocida comúnmente de la red profunda no es la más grande, sin embargo, alberga varias actividades como la venta de drogas, armas, red rooms entre otras. Es importante tomar en cuenta, que este tipo de contenido existe porque también hay una demanda que los delincuentes pretenden cubrir, sin embargo, no son servicios o información existente únicamente en la Deep Web o la Dark Web, ya que en la Surface Web también se pueden encontrar y depende más del tipo de contenido que el usuario busque específicamente.

¿Es ilegal navegar en la red profunda?

La respuesta a esta incógnita es sencilla, NO. Navegar por la red profunda no es ilegal, pero hay varios factores que pueden llevar a un usuario a tener problemas legales al navegar sin tomar las precauciones adecuadas. Por una parte, existen países, como Austria, China, Egipto, Irán o Rusia, entre otros en donde directamente descargar e instalar herramientas como TOR es ilegal.

Por otra parte, está el uso que una persona le dé al contenido que puede encontrar. Hablando puntualmente por la venta de drogas, existen países como España en donde comprar cualquier droga para consumo personal no implica un delito, sin embargo, esto cambia si la compra ser realiza con fines comerciales, en ese caso sí se estaría incurriendo en un delito contra la salud pública.

Otro ejemplo más claro está en las webs que difunden actos como la pornografía infantil. Simplemente con acceder a una de ellas ya se está incurriendo en un delito grave que puede acarrear problemas legales serios al usuario en caso de ser identificado de una u otra forma.

Como podemos ver, la legalidad o ilegalidad de la Deep Web y la Dark Web, depende netamente del tipo de contenido al cual acceda una persona o el objetivo con el cual se use el anonimato que viene dado por las herramientas necesarias para su uso.

¿Qué tan seguro es navegar en la red profunda?

Llegado este punto, hay que tomar en cuenta que TODOS los usuarios de la red global están expuestos constantemente a varios tipos de peligros. De hecho, es en la Surface web en donde existe un índice más alto de ataques con el fin de robar información, malwave, códigos maliciosos, phishing, entre otros debido a que es ahí donde la mayor parte de la gente está conectada constantemente. Si bien, estos peligros también están presentes en la red profunda, se podría decir que es mas un lugar en donde se puede comprar los datos robados en la Surface Web, etc.

Eso sí, es importante tomar muchas precauciones en caso de acceder a la Deep Web o Dark web para estar protegido como la instalación de un software de seguridad en su dispositivo, usar herramientas que permitan tener anonimato y proteger los canales con VPNs para enmascarar la dirección IP del usuario.

Efectivamente existen los peligros, pero nuevamente depende del usuario el estar expuesto a ellos o no dependiendo de los sitios que visita o la información que descargue, además de la forma en cómo proteja el equipo con el que esté navegando.

¿Es necesario ser un hacker para acceder?

Esta es una leyenda urbana bastante extendida entre el usuario común, sin embargo, la realidad es otra y hoy en día incluso existen innumerables tutoriales para descargar el navegador necesario y configurarlo correctamente para realizar una navegación segura sin ningún tipo de complicación.

De hecho, en el foro de WeLiveSecurity de ESET, se puede encontrar públicamente un artículo a modo de tutorial sobre cómo realizar esa conexión segura y una lista importante con sitios de interés dentro de la Deep Web que no son maliciosos como Hidden Wiki, Onion List y Duck Duck Go entre otros.

Tutorial ¿Cómo configurar TOR? De ESET LATAM

Conclusión

En definitiva, los avances tecnológicos van a pasos agigantados. En el caso de la red profunda, nos encontramos con el 90% de la red global que está conformado por mucho contenido útil como lo vimos en ejemplos anteriores, pero también existen actividades ilegales. La responsabilidad sobre el uso que se le de a la Deep Web o Dark Web está netamente en los usuarios y sus hábitos de navegación y objetivos a la hora de adentrarse en cualquiera de las 3 redes existentes.

Te invitamos a ver la entrevista completa con Miguel Mendoza, Security Research ESET LATAM a continuación.