Estadísticas muestran un crecimiento dentro del mercado del big data

0
326
El uso de las tecnologías de información es la única solución para relanzar una sanidad castigada por la pandemia

Hasta la fecha, los datos nunca habían sido parte tan esencial en todos los sectores socioeconómicos, sobre todo en lo que concierne al sistema sanitario. Según informa un estudio publicado en Statista, portal de estadìsticas para datos de mercado, en 2016, el mercado internacional del  Big Data en el sistema sanitario estaba valorado en unos 11 500 millones de dólares: según los pronósticos, gracias a la pandemia del coronavirus, que puso de manifiesto la importancia en los procesos de toma de decisiones, se estima que en 2025 se pueda llegar a un valor de 70 000 millones de dólares, experimentando un crecimiento exponencial del 568 %.

El desarrollo de la emergencia sanitaria ha forzado a los gobiernos y a las empresas a adoptar productos y herramientas capaces de controlar el número de contagios y los datos generales de la salud pública de manera oportuna. Asimismo, al igual que el resto del mundo, Ecuador ha tenido que enfrentarse a otro gran reto: la organización de una campaña nacional de vacunación que garantice la vacuna contra la COVID-19 para cada grupo de personas de forma rápida y eficaz. Para que estas propuestas se puedan hacer realidad, los datos deben de poder «viajar» entre las diferentes aplicaciones para que, de forma eficiente, se puedan validar, procesar y analizar.

¿Pero cómo se puede implementar esta estrategia? 2Los datos  detallados y exactos respecto a la pandemia son fundamentales para desempeñar un proceso de toma de decisiones en materia de salud pública realizado con la debida información y a conciencia” dijo Paloma Hernández, CEO de Primeur España y Latinoamérica, una multinacional europea del sector de la integración de datos; “unas herramientas informáticas que sean flexibles y fáciles de usar son esenciales para garantizar una rápida integración y difusión de los datos. A menudo, se cree que la digitalización masiva y la adopción de nuevas tecnologías, necesarias para prestar servicios sanitarios de forma eficiente y coordinada, requieren de forma inevitable la implantación de procesos  invasivos y costosos. No obstante, ese no es siempre el caso. No siempre es necesario centrarse en la adquisición de nuevos sistemas informáticos, que sean centrales y omnipresentes; a veces, basta con aprovechar al máximo los sistemas localizados existentes al permitir que estos se comuniquen entre sí de forma automática y segura. Los datos más importantes y las aplicaciones para gestionarlos de manera vertical ya están disponibles. Sin embargo, necesitamos encontrar la manera para que los datos viajen de un sistema a otro de forma automática, controlada y segura”.

¿Qué ocurre más allá de nuestras fronteras? La creación de un Espacio Europeo de Datos, que incluya asimismo al sector sanitario, es una de las prioridades de la Comisión para 2019-2025. La publicación de la Estrategia Europea de Datos, que describe la creación del Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EHDS, por sus siglas en inglés), pone de manifiesto el compromiso de la Unión Europea por promover el acceso a diferentes tipos de datos sanitarios y facilitar su intercambio para apoyar el servicio de asistencia sanitaria, la investigación sanitaria y la elaboración de políticas sanitarias.

Algunos de los objetivos del acuerdo europeo son: promover un intercambio seguro de información de los pacientes y el control de parte de los ciudadanos y las autoridades sobre esta información sanitaria, apoyar los servicios sanitarios digitales y fomentar el uso de los datos para la nvestigación, el desarrollo de directrices y normas, mediante un marco de gobierno en el que se pueda confiar y el cumplimiento de la normativa de protección de datos (RGPD).

El cumplimiento del RGPD en particular es y será un tema cada vez más importante que requiere herramientas específicas. Además, la Comisión apoya la asignación y la adhesión al modelo FAIR, es decir, la capacidad de rastreo, la accesibilidad, la interoperabilidad y la reutilización de los registros de los datos sanitarios, para así garantizar la calidad de los datos, la interoperabilidad y las normas comunes en los intercambios de investigación y desarrollo de políticas sanitarias. Las infraestructuras y tecnologías introducidas se basarán en iniciativas existentes, como la Infraestructura de Servicios Digitales de Salud Electrónica y las Redes Europeas de Referencia (RER).

“Los datos nunca han sido parte tan fundamental en la historia como en la crisis que vivimos hoy en día. En Primeur, siempre nos hemos centrado en la importancia y el valor de los datos para las empresas y la administración pública —concluye Paloma Hernández —. En más de 30 años de experiencia, hemos desarrollado soluciones y plataformas de integración que automatizan y garantizan un gestión adecuada de los datos, así como al total cumplimiento del GDPR. Es fundamental difundir la importancia de dejar la gestión de los datos en manos de los expertos. Utilizarlos de forma segura y oportuna es crucial en la época que nos encontramos en estos momentos, la cual requiere cada vez más una visión global y transversal. En base a ello, hemos podido construir nuestra experiencia. Hemos podido aplicar esta visión a la gestión de los datos de los bancos e instituciones financieras desde los años 80, y hemos sido los primeros en trabajar con información confidencial de forma descentralizada pero a la vez integrada. Esta es la única forma de estar siempre dispuestos a evolucionar. La centralización de los sistemas de información bloquea el desarrollo al crear un mundo de información hermético. Lo que se necesita es flexibilidad, también en el sector público, como se ha demostrado pandemia actual. El uso de herramientas y estrategias informáticas, como la integración de datos, garantizan una mayor rapidez en la toma de decisiones y la capacidad operativa, la reducción de los errores y la conservación de recursos importantes, tanto humanos como económicos”.