Beneficios de la transformación digital en los negocios

0
156
Foto cortesía de: Spoonity
La transformación digital ha logrado que los negocios puedan conectar con sus clientes de manera efectiva, mejorando y garantizando experiencias de compra

La pandemia evidenció la necesidad de que los negocios aceleren sus procesos de transformación digital, ya que las diferentes plataformas y tecnologías digitales han sido claves para que continúen funcionando y vendiendo. Según un estudio realizado por Flexera en 2020, el 54% de las empresas priorizan su digitalización.

De acuerdo con José Manuel Torio, Director de Marketing de Spoonity, “existen 3 pilares fundamentales que los negocios deben considerar al momento de iniciar su transformación digital. El primero es comprender su cadena de valor, evaluar sus procesos productivos y evaluar el impacto que la disrupción digital tiene en ellos. El segundo pilar es usar la tecnología como aliado para entender mejor al cliente y tomar mejores decisiones de negocios; y, por último, reforzar la experiencia de compra que brindan”.

¿Cómo comprender la cadena de valor?

  • La transformación digital de un negocio inicia cuando ha comprendido y evaluado el impacto que la tecnología digital tiene en su cadena de valor. Muchos de los procesos productivos del negocio pueden ser optimizados mediante el uso de nuevas tecnologías digitales.
  • La tecnología implica cambios y por eso se debe valorar la capacidad del equipo humano, ya que esta transformación digital es desarrollada y compartida por todos quienes conforman un negocio.
  • Este proceso también implica investigar el mercado; es decir, recopilar información para conocer sus necesidades, cuáles son los requerimientos de los clientes frente a aspectos claves como: métodos de pago, innovación de productos, entrega y facturación.
  • Contar con la asesoría de un especialista en marketing digital es un paso fundamental. Esta persona será una guía básica para implementar, manejar y promover la interacción de los canales de comunicación.
  • Este es el paso inicial para que los negocios puedan insertarse en una cultura digital, de esta forma pueden conectar con sus clientes de manera efectiva, mejorando y garantizando experiencias de compra positivas.

¿Cómo usar la  tecnología como un aliado?

  • Si bien los negocios se estaban habituando a procesos de venta telefónica o a través de canales como Whatsapp o incluso Facebook, como complemento a sus servicios en local físico; hoy en día es un requisito básico para lograr la continuidad del negocio.
  • El uso de plataformas de fidelización de “marca blanca” es la opción más efectiva para negocios de comida ya que permiten la creación de sitios web con un sistema propio de pedidos online. De esta manera, es posible eliminar las comisiones de apps de delivery de terceros y, lo que es fundamental, obtener y analizar información de sus clientes.
  • La recolección de los datos del cliente permite que el negocio tenga una llegada directa a sus consumidores, al ofrecer experiencias personalizadas de acuerdo a las necesidades reales de cada usuario. Por ejemplo, recibir regalos de cumpleaños, descuentos sobre productos favoritos, o envíos gratis a su dirección de residencia, entre otros. También estos datos pueden emplearse para campañas de comunicación respecto a promociones, donaciones o diversas actividades que el negocio busque informar a su clientela.

¿Cómo mejorar la experiencia de compra?

  • Una de las nuevas necesidades es estar en constante comunicación con las marcas a través de diferentes canales, incluyendo apps de fidelización. Además, se debe considerar que ahora se investiga de manera minuciosa cada producto, incluso solicitan referencias a otros compradores.
  • A partir de esto, los negocios deberán implementar estrategias de omnicanalidad. Es decir, que abarquen la interacción con sus clientes desde todos los canales de comunicación de la marca: redes sociales, contactos telefónicos, sitio web, aplicación móvil, tienda física, entre otros.
  • Este proceso permite conocer un dato realmente relevante para un negocio, el valor de tiempo de vida del cliente; es decir, la ganancia que se genera a partir de cada consumo y el tiempo que se mantiene su fidelidad de compra. Esta información ofrece una perspectiva de la lealtad que genera una marca.