Un camino hacia la transformación digital

0
196
El primer paso consiste en comprender en cuál de las 5 etapas se encuentra una empresa

La transformación tecnológica en las empresas es uno de los temas que mayor relevancia ha cobrado en los últimos tiempos; pues al implementar soluciones o nuevas herramientas es posible reducir costos y tiempos en la ejecución de distintas actividades. No obstante, este proceso para algunas compañías resulta innecesario o difícil de iniciar, ya sea por falta de conocimiento o por bajo presupuesto.

La firma IDC propone un modelo para que quienes desean incluir en su planeación la transformación digital; este modelo tiene cinco etapas de madurez. El primer paso consiste en comprender en qué etapa se encuentra una empresa.

  1. Resistir:  Las estrategias del negocio y el área de tecnologías de información (TI) están desconectadas.  No existe ningún esfuerzo por alinear los esfuerzos de tecnología con la estrategia de la empresa.  No existe ningún foco en la experiencia del cliente final.
  2. Explorar: El negocio se ha dado cuenta de la necesidad de utilizar la tecnología para mejorar la experiencia de sus clientes, sin embargo, las iniciativas son proyectos aislados.  El avance no es predecible ni sostenible.
  3. Jugar: Los objetivos de tecnología y del negocio están alineados para la creación de productos y experiencias digitales, sin embargo, no se aprovecha el potencial de la disrupción que traen las iniciativas digitales.
  4. Transformar: A través de iniciativas alineadas e integradas del área de negocio con TI, se ofrecen experiencias y productos habilitados por la tecnología de forma consistente.  Se aprovechan las sinergias a nivel de estrategia.
  5. Disrumpir:  La empresa es disruptiva en el uso de la tecnología para la generación de nuevos modelos de negocio que afectan el mercado. La consciencia del entorno y los ecosistemas brindan constantemente retroalimentación que genera innovación.

Sabemos que, en Estados Unidos y Europa, aproximadamente un 80% de las empresas se pueden ubicar dentro de las 3 primeras etapas y solo un 5% de las empresas alcanza la etapa de disrupción. El panorama en América Latina es menos halagador. Esto representa una oportunidad que debe ser aprovechada por las empresas que quieren avanzar.

Para que las empresas vayan avanzando de una forma estructurada, es importante enfocarse en 5 dimensiones específicas:

  1. Ejecutar desde una visión clara de transformación digital
  2. Unir los mundos: físico y digital
  3. Usar la data para generar ventajas competitivas
  4. Generar nuevos ingresos a través de sistemas conectados (IOT, etc.)
  5. Apalancarse en la tecnología para ganar en la guerra por el talento