Consejos para aprovechar al máximo el nuevo Microsoft Flight Simulator

0
1070
Microsoft Flight Simulator
El simulador de vuelo para PC tiene una alta fidelidad gráfica y puede ser aún más realista con las memorias y SSD adecuadas

En agosto llegó al mercado Microsoft Flight Simulator, la nueva versión del simulador de vuelo de Microsoft para PC, que permite al jugador viajar a través de más de 37,000 aeropuertos y 2 millones de ciudades con diferentes aeronaves y experimentando distintas condiciones climáticas.

El juego ofrece un nivel muy alto de realismo en sus gráficos, sin embargo, solo ofrecerá el máximo rendimiento cuando se ejecuta en una computadora preparada. Para disfrutar de la mejor experiencia, sigue los 4 consejos que ha preparado José Luis Fernández, Gerente de Tecnología para HyperX Cono Sur:

  1. Optar por 32GB de RAM y utilizar memorias idénticas

Cargar el mapa mundial y renderizar en 3D no es una tarea fácil, incluso para las computadoras modernas. Lo ideal para obtener una experiencia aún mejor y más inmersiva la recomendación es optar por 32GB de RAM. HyperX ofrece memorias RAM de 32GB, en versiones individuales o kits de 2 a 4 módulos.

  1. Un buen SSD será tu mejor aliado

Otro consejo es apostar por un buen SSD (unidad de estado sólido). Como el juego hace un uso intensivo de la información descargada y procesada en tiempo real, un SSD rápido ayuda a acceder al caché más rápidamente y reduce los tiempos de carga del juego. La recomendación en este caso es optar por alguno de los siguientes modelos de SSD Kingston (A2000, KC2000 o KC2500) combinado con 32GB de RAM.

  1. Internet de banda ancha es esencial

Contar con internet de banda ancha es esencial para Microsoft Flight Simulator. No solo para instalar el juego, sino para descargar toda la información a la que accede el juego en tiempo real, como las condiciones climáticas del lugar sobre el que se está sobrevolando. Este tipo de datos le da a la experiencia un realismo fenomenal.

  1. Personaliza la calidad del juego

Los juegos de simulación de vuelo exigen mucho de todo el ordenador, ya que hacen uso de los recursos disponibles y presentan una gran calidad visual y sonora en configuraciones intermedias. Hay muchas opciones para personalizar la calidad del juego y esta se puede adaptar para que diferentes máquinas ejecuten el juego de manera satisfactoria.