Virtual Cloud Network, en el futuro de las redes

0
183

Nubes, contenedores, aplicaciones con múltiples componentes y servicios, y necesidad de migrar fluidamente son algunas de las complejidades que enfrentan las organizaciones. VMware NSX-T Data Center 2.4 y NSX Cloud apuntan a resolver estas cuestiones.

Quito, 18 de abril de 2019-Canal News. Los analistas de Gartner aseguran que, hacia 2020, “el 75% de las organizaciones habrán implementado un modelo de nube híbrida o de múltiples nubes”. Además, esperan que para 2025, el 75% de los datos generados por las empresas se creen y procesen fuera de un centro centralizado tradicional o nube. Las aplicaciones modernas constan de muchos componentes y servicios que pueden ubicarse en diferentes nubes e infraestructuras. La web y la capa de aplicaciones pueden ejecutarse en contenedores en la nube pública, mientras que los datos de los clientes pueden residir en una base de datos relacional en una nube privada. La información de la cuenta puede incluso residir en un sistema central.

Por estos motivos, la Virtual Cloud Network (red virtual en la nube) es el futuro de las redes, un futuro que se basa en una arquitectura de red definida por software que abarca toda la infraestructura e implementa todas estas piezas unidas con un solo clic. VMware NSX está en el corazón de la red virtual en la nube y ofrece conectividad y seguridad constantes y generalizadas para las aplicaciones y los datos donde quiera que residan, independientemente de la infraestructura física subyacente.

Para aumentar el valor de esta solución, VMware anunció VMware NSX-T Data Center 2.4 y NSX Cloud. Esta última provee visibilidad desde un único panel, capacidades de red enriquecidas, políticas consistentes de seguridad, y microsegmentación escalable a través de la red de nube híbrida. NSX Cloud soporta hoy las nubes públicas Microsoft Azure y Amazon AWS.

“Los desarrolladores de aplicaciones desean una red que simplemente funcione, que conecte los servidores con un clic del mouse. Esto es lo que consiguen en la nube pública. VMware NSX ofrece esta misma experiencia a cada nube, tanto públicas como privadas, con Virtual Cloud Network —dijo Tom Gillis, vicepresidente senior y gerente general de la unidad comercial de Redes y Seguridad de VMware—. Con nuestra versión más reciente de VMware NSX-T Data Center, hemos dado un gran paso de avance en la simplicidad de la automatización, en el rendimiento acelerado del hardware y en las características que permiten la implementación a la escala de las nubes más grandes del mundo”.

Por su parte, la versión más reciente de NSX Data Center satisface las necesidades de redes virtuales en la nube de empresas grandes y pequeñas, y los proveedores de servicios de comunicaciones pueden aprovechar la escala de la nube y el rendimiento del NSX-T Data Center para acelerar la adopción de la virtualización de funciones de la red (NFV, por sus siglas en inglés). Con la versión más reciente de VMware NSX-T Data Center y NSX Cloud, VMware ofrece a los clientes estos innovadores cambios:

Simplicidad operativa para operadores de redes: NSX-T 2.4 acelera de días a minutos la instalación desde el Día 0 hasta el Día 1 de una red definida por software, y simplifica considerablemente a los administradores las operaciones de la red del Día 2. NSX-T ofrece una nueva interfaz de usuario (IU) basada en HTML5 que brinda a los clientes una consola de administración de la red más simple en comparación con soluciones alternativas. La interfaz de usuario proporciona una guía prescriptiva para reducir la cantidad de clics y saltos de página necesarios para completar las tareas de configuración. NSX-T ahora también incluye mejoras en la instalación, como los módulos Ansible que permiten la automatización de los flujos de trabajo de la instalación. NSX-T permite a los clientes aprovisionar nuevas redes y servicios con una sola llamada de API o con unos pocos clics, lo que convierte a NSX en la forma más sencilla de la industria para administrar una red basada en software y centrada en las aplicaciones.

Infraestructura de la red como código para programadores y equipos de DevOps: NSX-T 2.4 presenta un nuevo modelo declarativo de API que simplifica la automatización de la red utilizando una configuración JSON legible. Los operadores ahora pueden pasar a un enfoque holístico y centrado en las aplicaciones para automatizar la configuración de la red. Este enfoque elimina el uso de una tediosa lista de órdenes que pueden llevar a errores humanos en la configuración de la red. VMware NSX toma términos simples y definidos por el usuario sobre la conectividad y seguridad requeridas de una aplicación. Estas políticas se pueden replicar fácilmente y aplicarse de manera constante en todas las plataformas, lo que simplifica las operaciones y permite que los equipos de TI puedan escalar a nuevos niveles.

Avanzadas capacidades de escala de la nube y de nivel de operador para arquitectos de la nube y la red: NSX-T ahora admite niveles más altos de escala de la nube, resistencia y rendimiento, con una velocidad cercana a la velocidad de línea utilizando un plano de datos acelerado por hardware y basado en DPDK, alta disponibilidad con nodos de planos de administración agrupados, y escalabilidad a decenas de miles de redes únicas por instancia de NSX-T. La aceptación de IPv6 cumple con un requisito crucial de redes de escala en la nube tanto para empresas como para proveedores de servicios, y NSX-T ahora puede escalar a cientos de miles de rutas, más de mil hosts por dominio de NSX, y con múltiples alojamientos de gran escala. Con la adición del encadenamiento de servicios basado en Network Service Header (NSH), los proveedores de servicios pueden brindar nuevos servicios más rápido y reducir considerablemente los gastos de capital (CapEx) y OpEx. Aprovechar el marco SFC de IETF y definir la cadena de servicios a través de NSH hace que las redes de proveedores de servicios sean más eficientes, programables y flexibles.

Seguridad intrínseca para operadores y arquitectos de seguridad: NSX-T reduce considerablemente la superficie de ataque de la aplicación y ayuda a reducir el riesgo para la empresa mediante la creación de políticas referentes a la aplicación, donde quiera que se ejecute, ya sea en máquinas virtuales, contenedores y servidores básicos, y en todos los locales o entornos en la nube. NSX-T 2.4 va más allá de la segmentación básica de zonas y la microsegmentación y acepta la posibilidad de ser consciente de las aplicaciones L7, el cortafuego basado en identidad, la protección de terminales sin agentes a través de integraciones de terceros y la inserción de servicios para construir una postura de seguridad sólida basada en el contexto de la aplicación. NSX-T 2.4 introduce un nuevo nivel de análisis y visualización con un nuevo panel de administración e interfaz de usuario, así como capacidad para Splunk y VMware vRealize Log Insight.

*NOTA PUBLICADA ORIGINALMENTE EN ITSITIO.COM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here