¿Innovación o simple optimización de negocio?

0
87

Quito 30 de enero de 2019-Canal News.  Latinia, fabricante de software de notificaciones financieras multicanal, detalla que uno de los aspectos más controvertidos de la llamada Transformación Digital que vive hoy la industria financiera, son las fronteras difusas y ambiguas a la hora de etiquetar qué es, o a partir de dónde y cuándo se puede considerar algo innovación.

“La comunicación de los bancos suele hacer énfasis en la innovación, ya que el término es uno de los atributos que más valoran los clientes y el mercado en general, sin ser en ocasiones realmente merecedores de ese apelativo”, explica Oriol Ros, Director de Marketing de Latinia.

Algunas entidades, pensando especialmente en el público millennial, han comenzado por ejemplo a facilitar la incorporación de nuevos clientes a través de una selfie. Esto persigue evitar que el cliente deba acercarse a una oficina física, a lo cual es cada vez más reacio, pero para el experto de Latinia, esto es más conveniente llamarlo una optimización de un proceso. “Tendemos a pensar que un nuevo servicio o producto financiero es siempre innovador, cuando no todo lo digital lo es. Enrolar a un cliente mediante una fotografía ahorra tiempo y permite que un proceso que toma días sea realizado en horas, lo que es claramente mejor y más eficiente, pero es solo mejorar un proceso de negocio”, comenta Ros.

¿Cómo saber si una empresa está realmente innovando?

Es importante no confundir innovación con transformación. Por ejemplo, pasar del préstamo financiero clásico al formato peer-to-peer significa estar haciendo de forma diferente las cosas, pero en esencia se está entregando el mismo servicio, un préstamo. A continuación, algunas claves para saber si una organización es realmente innovadora:

  1. Hacer algo totalmente distinto: No es solo hacer las cosas de mejor manera o diferentes, sino distintas. “La empresa debe deshacerse de la forma de cómo hacían las cosas en el pasado, ahí radica la autentica innovación”.
  1. Proyectos y liderazgo digital: Las empresas que se enfocan en la innovación de la organización están constantemente buscando nuevos avances que beneficien a la compañía, y tienen proyectos en carpeta para realizar en el corto y largo plazo, los cuales son conocidos por sus colaboradores. “Tener claro qué proyectos se están llevando a cabo, cuál será la dirección de la empresa en términos de innovación y la forma que se desarrollarán dichos proyectos es una manera de poder saber el compromiso que tiene la compañía con la innovación, y si efectivamente hay un real compromiso con ella”.

 

  1. Involucrar a todos: Las empresas que están realmente dispuestas a innovar quieren hacer parte de este proceso a todos sus colaboradores. “La innovación comprende todas las áreas de una organización, y debe haber una comunicación clara por parte de los líderes para que se entienda que la innovación es cuestión de todos e involucra a cada miembro de la empresa”. La transformación digital no es poner a un súper directivo encima de un súper presupuesto.

 

  1. Compromiso: Innovar es un reto, y hay que tener en consideración que siempre existe la posibilidad de que las cosas no funcionen como las planeamos desde un principio. Ante las dificultades que surjan debe haber un compromiso real por parte de la organización para superar dichos problemas. “Innovar puede ser un proceso cansador, basado en la iteración, que requiere de paciencia y perseverancia, donde muchas veces los resultados concretos se perciben después de un largo tiempo. Es por esto por lo que debe haber un compromiso por parte de la organización para seguir adelante a pesar de las adversidades con las que se encuentren”.

 

Algunos ejemplos de innovación podrían ser las wallets, Apps o cualquier servicio digital, pero en ellas se mantienen las formas antiguas de hacer las cosas. “A pesar del esfuerzo de una entidad al lanzar un servicio de subida de cheque, a través de la foto de un Smartphone, la misma institución continúa prestando el mismo servicio a través de la ventanilla de la oficina o un ATM. Esto es simplemente transformación, hacer algo mejor y diferente, pero lo que determina la innovación es cuando la institución se atreve a realizar un salto al vacío y hacer algo totalmente distinto”, concluye Ros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here